viernes, 16 de marzo de 2007

Placebo Tour (Primera parte)

En los últimos días mi experiencia placeba ha sido intensa y por demás satisfactoria. Lo que más gusto me da es saber que esto todavía no acaba y que tengo todavía dos conciertos más por delante. Estos días han sido increíbles. Mi gusto por Placebo se ha fortalecido a golpe de canciones en vivo y convivencia con fans que como yo, nos consideramos de hueso colorado.



Todo comenzó el domingo pasado cuando había decidido irme a dormir afuera del Mix Up de Plaza Loreto para guardar mi lugar en la firma de autógrafos que darían ese mismo lunes. La garganta me dio avisos de próxima tragedia lo cual me alteró bastante (dado que mis afecciones de vías respiratorias suelen tenerme en cama una semana y alejarse después de pasado un mes), por lo cual decidí no hacer caso a quienes decían que a las 9:00 de la noche del domingo ya había 30 personas formadas, y arriesgarme a llegar al día siguiente lo más temprano posible. Eric pasó por mí a las 5:30 de la mañana y me llevó a Plaza Loreto. En ese momento todavía no había ni 30 personas formadas y me dio mucho gusto saber que estaba en el camino a lograr el “rayón”. Todavía no amanecía, parecía noche y hacía un frío de los mil carambas, pero ahí estaba toda sonriente y feliz. Saulo y Karen (en la foto de arriba) habían llegado antes que yo… Saulo ofreció meterme a la fila pero mi conciencia no me lo permitía si no pedía yo permiso a quienes estaban formados atrás (quienes en realidad habían llegado poco tiempo antes a formarse), así que les pedí permiso y accedieron, lo cual me alegró bastante el momento. Las horas pasaban y nosotros seguíamos platicando y creando expectativas sobre la firma, pero también sobre El Evento, de ese día que era el concierto acústico, que era mucho más relevante para algunos (incluyéndome). Pensaba que teniendo boleto no tendría problemas para entrar y que valía la pena quedarme las horas necesarias para cuidar mi lugar en la fila de los autógrafos. La preocupación era que la venta del disco (con el que te daban el brazalete que era el pasaporte de entrada al cielo) no comenzara a las 11 de la mañana. Mis investigaciones con los gorilones de seguridad indicaban que sí, que serían puntuales. Mientras la mañana avanzaba los miembros de la fila íbamos conociéndonos y platicando sabroso. Un chavo todo alocado que llegó como a las 9 de la mañana empezó a organizar que nos numeráramos e hiciéramos una lista que nos permitiera llevar el control, ya que habían dicho que darían sólo 200 brazaletes y él temía (con justa razón) quedarse sin uno debido a la gente que se iba clavando sin control en la línea de espera. Se hizo la lista y nos numeramos, yo era la número 10 ¡tómala! Karenushka (en la foto de abajo) llegó un poco avanzada la mañana y ya sin mucha conciencia cívica la metí a la fila como si nada… pero juro que no metí a nadie más (a pesar de que lo que una señora que estaba formada atrás de nosotros comenzó a gritarles a los de seguridad una vez que daban instrucciones para la obtención del brazalete… que si yo había metido no sé cuánta gente, que si yo había llegado y me había metido, que si no sé qué tantas cosas… y tuve regresiones a la fila del 31 de octubre del año pasado en el Palacio de los Deportes… ¡chale! ¡por qué siempre yo!). Los guaruras dijeron que si por alguna razón nos retirábamos perderíamos nuestro lugar en la fila y que tendríamos que formarnos en donde nos tocara, al final de la fila (eso sí era preocupante… pero por el acústico estaba más que dispuesta a correr el riesgo de tener que formarme después de 400 personas. En fin… tal como los gorilones había prometido a las 11 se comenzó a vender el disco, en grupos reducidos íbamos entrando por nuestro pedazo de papel rojo con pegamento para ponernos alrededor de nuestras muñecas. Se tardaron un rato en vendernos nuestros discos porque los muy inteligentes de Mix Up no tenían listo el precio de la versión especial del Meds (¡Chale!... sin palabras)


De ahí a salir corriendo al acústico en el Polyforum Cultural Siqueiros. Pensé que al llegar habría mucha gente formada y no fue así, por dos causas, una porque los invitados éramos muy pocos y otra porque la mitad de esos invitados eran mamones VIP… y pasaron antes y haciendo otra “fila”. La cita para el toquín era a la una, nosotros a las 12 ya estábamos ahí preparándonos para la magia de la intimidad placeba. El Polyforum es un lugar hermoso de por sí… siempre me había encantado y ahora tenía una razón más emocionante y profunda para estar ahí en el corazón del mural más grande del mundo. Poco antes de las 2 pasaron a recoger cámaras y celulares y unos minutos después nos permitieron la entrada. Pensé que el acústico sería donde está el mural, pero no fue así. Nos llevaron a un pequeño recinto que está abajo del mural, también circular con un cupo bastante limitado, éramos según mis cálculos no más de 200, quise irme a la derecha del escenario debido a que había ahí lugares que veía muy cercanos al escenario, pero no me permitieron pasar. Afortunadamente todavía nos tocó lugar abajo porque poco después de que nosotros entráramos abrieron gayola y dirigieron a la gente restante para allá. Logré obtener un lugar en la tercera fila… vi frente a mí (no más de dos metros de distancia) un micrófono que adiviné sería en el que cantaría Brian Molko. Vi hacia el piso del escenario y noté la lista de canciones para la sesión, había 6 en la lista y entre Karenushka y yo “interpretamos” los títulos escritos en las hojas, por lo que supimos qué canciones interpretarían. La sesión sería grabada para ser transmitida por televisión tanto en Telehit, como en Canal 4 (Sesiones con Alejandro Franco), antes de ingresar, ya habíamos cedido nuestros derechos para que nuestra imagen fuera transmitida por televisión internacional (así decía el papelito que firmamos). Un par de minutos después de que tomáramos nuestro lugar en la sala, salió Alejandro Franco, comentó un par de cosas y dio inicio inmediatamente a la grabación. Placebo salió al escenario y yo morí de entusiasmo al darme cuenta de qué tan cerca quedaría de Brian. Salió vestido con pantalón de mezclilla azul marino, camisa a rayas, suéter negro y botas. Se veía sencillamente hermoso, más delgado que en octubre, maquillado sencillamente y mostrando los ojos más impresionantemente hermosos de la creación, los cuales hicieron contacto con los míos en dos ocasiones, causándome todavía mayor conmoción. Se veían contentos, estaban sonrientes y muy alivianados. Las primeras notas de Because I want you comenzaron a sonar de una forma cachonda y sutil, jamás podré volver a escuchar esta canción sin sentir todo el peso de los recuerdos de las primeras notas acústicas de Placebo en cualquier país de Latinoamérica. Miraba atentamente a Molko mientras cantaba esta primer canción y me cayó el veinte… sucumbí a la emoción y las lágrimas comenzaron a salir por mis ojos mientras la piel se me ponía chinita… chinita. Karenushka me pidió que no llorara si no ella comenzaría a hacer lo mismo. Después de Because I want you tocaron Meds increíblemente, la introducción en esta ocasión la interpretaron con piano y se escuchó genial… Molko cantó más sexy que nunca. Al final de esa canción y mientras iba bajando la velocidad de la rola para pronunciar las últimas palabras nuestras voces y la de Molko se iban coordinando, en un momento muy divertido en el cual Brian sonrió tiernísimamente. Teenage angst fue la canción que siguió… me hizo muy feliz debido a que es una de mis favoritas de Placebo. Jackie fue la cuarta canción. Esta rola no había sido de mis favoritas hasta ahora que vi a Molko interpretarla en vivo… dejó el corazón en la canción y entregó más que su voz. En el final de la canción Brian vio algo que no le gustó de su voz o de la música y lo comentó con la banda, así que se decidió que se volvería a tocar. Stefan dijo en español “ustedes tienen mucha suerte, la vamos a tocar otra vez”… la segunda interpretación fue todavía más intensa que la primera y el final fue estremecedor. Después Placebo se retiró para hacernos aplaudirles un rato (¡ja!) y regresó para cantar las dos últimas canciones. Every me every you en versión hipermegasexy… en la que Brian veía al piso la letra que tal vez al cantarla más lento se le va un poco, y finalmente la que fue capaz de hacer el día (por si no estuviera hecho ya… ¡caray!) ¡Song to say goodbye! Nos paramos a bailar y a aplaudir y contagiamos a Molko quien sonrió y comenzó a bailar tocando la guitarra balanceándose de un lado al otro (quienes hayan visto tocar a Molko sabrán a qué movimiento me refiero). La sesión acústica terminó después de esta rola, dejándonos plenos. Pero puedo decir que esta es una de las experiencias musicales más extraordinarias que haya yo tenido en la vida y creo que estará muy difícil que algo más pueda compararse alguna vez. Fui completamente FELIZ…



Después de recoger celulares y cámaras fotográficas celosamente guardadas corrimos a Plaza Loreto para ver si nuestros lugares habrían sido respetados o tendríamos que volver a hacer la fila… la cual seguramente habría crecido considerablemente.







Continuará...

11 comentarios:

tu.politóloga.favorita dijo...

Ese hombre debe ser definitivamente uno de los mas sexies del mundo! Qué bueno que te hicieron feliz!!
saludos!

Ana Gabriela Sandino dijo...

Pues como faltan dos conciertos... sospecho que aún falta mucha felicidad por vivir!
Disfruta cada segundo... que desde aquí te sigo el entusiasmo Niña Placeba!

Besos Molkos!

Maquiavélica dijo...

jjaaaa taz loca Mariana netament loca eso es fanatismo y q padre q en esas locras te sientas feliz¡¡¡¡ ay niña placebica quiero fotos de la firma de autografos¡¡¡
besos bonito fin de semana

naar dijo...

Que chévere que estés entrando a todos sus conciertos..!!! Espero que puedas seguir disfrutando tu vida así..!!! Como te da la gana.. Lastima que muchos pocos tengamos que estar como una marioneta..!!!

Como llegue a tu blog..!!!

Estaba viendo el blog de un pana, después vi el comentario de alguien que no conozco y entre a su blog, después vi otro comentario y me llamo la atención esa persona y entre a su blog y luego vi tu comentario en ese blog y decidí entrar chao…

DonGalleto (antes Broken Star) dijo...

Excelente, se ve que estas muy contenta con tu placebo tour, siguelo disfrutando.
Lamentablemente a mi rancho no vienen ese tipo de bandas -tris-

Un Abrazo

Mario Gámez Rosales dijo...

mi comentario respecto a tu tour, hasta que el tour acabe. Mientras tanto, buena suerte y disfrutalo!!!!!!!!

saludos!!!

Carlosdu dijo...

Que buena onda que hayas tenido a tu banda preferida a un par de metros. Y a quiero saber que más pasó, por favor cuentanos...

:::X@Vy_Thê_M@N::: dijo...

eso es ser fans¡¡¡

Smooth dijo...

pinchi envidia de la buena. ya he visto a rem en vivo y son cabronsisimos. pero no mamar, placebo se la rifa a huevo

saludos y esperamos mas si se puede!!

sam dijo...

Que envidia...pero bueno, lo importante es que la haya y la estes pasando de maravilla despues de todo lo que pasaste por ir a un toquin de ellos...

Felicidades d enuevo...

un beso y sigue pasandola bien...

Erika. dijo...

Leyendo tu descripción del tour, me sentí como si estuviera ahí :P

Felicidades otra vez!