martes, 6 de marzo de 2007

Inocencia

Hace unos días que estuvo haciendo mucho calor, vinieron unos niños a meterse en el agua puerca del espejo de agua que tenemos frente al edificio donde trabajo. El agua del espejo tenía muchos días estancada, además había basura en ella y seguramente muchos hongos y otros organismos vivientes. Los niños se desnudaban o se quedaban en calzones para "nadar" en el agua que no alcanza los 20 centímetros de altura. Había niños chicos, niñas chicas y niños grandes. Frente a ellos unos padres ocupados en sobarse los cuerpos y besarse sus bocas no reparaban en el agua en la cual sus hijos estaban nadando pues estaban más interesados en la calidad de su faje que en la salud de sus hijos.
Pocos días después vinieron a lavar el espejo y a renovar el agua que contiene. De manera inmediata llegaron un chorro de niños y una niña a bañarse en las aguas universitarias. Los dos niños que llegaron primero se desnudaron completamente y se revolcaron mientras pudieron, la niña vestida se divirtió también en el agua limpia. Ahora no había ojos de padre o madre alguno que los observaran en su entretenido día de vacaciones en la ciudad. Como podrán observar en las imágenes hay gran diferencia entre el agua de un día y del otro, pero en lo que no había diferencia era en la alegría que compartían los niños al meterse al agua independientemente de su color, densidad u olor, tampoco había diferencia en el nulo pudor con el que se desnudaban y compartían sus intimidades infantiles en el espejo de agua. ¿Cuántos de ustedes se meterían ahí? ¿En qué agua se habrían mojado? ¿Se habrían desnudado?

13 comentarios:

hpons dijo...

Uff

yo soy re-caluroso y re-exhibicionista, así es que imagínate si no iba yo a nadar encueradote

Pater Noster dijo...

De niño nada importa.

Aqui hay cenotes, dentro de la tierra y no temes nada

Rafa dijo...

Que hermosa imagen.
Interesante pregunta, esto de la edad adulta apesta, demasiados complejos, sabemos, entendemos y racionalizamos demas, ¿por que no podemos ser esclavos de todos nuestros impulsos como los niños?, somos esclavos solo de unos cuantos, y generalmente no es por eleccion.
Yo no lo hubiera hecho, no me hubiera metido a nadar, y nunca me habría desnudado......y me odio por ello.

I am linking you

Ana Gabriela Sandino dijo...

No te quepa la menor duda, cual sirena, hubiera tardado más en calcular la distancia, que en meterme, y lo de la desnudez, sería cuestión del momento, si se dá o no, pero de que me meto... te lo aseguro!

Kisses de Hersheys!

BrokenStar dijo...

Cuando creces pierdes muchas cosas, se va tu inocencia, la capacidad de asombro, y muchas cosas más.

¿Qué le preocupa a un niño?

Mario Gámez Rosales dijo...

concuerdo con el pater, de niño nada te importa.

además, hace calor y uno hace lo que sea por quitarselo

Ade dijo...

Gracias por visitar mi blog. Que diferencia entre el antes y el despues...
Yo entiendo lo de los niños porque me sucede igual, en una oportunidad me bañe con ropa en un rio delicioso y despues simplemente me senté a secarme la ropa encima de una piedra...pero si siento temor por hongos o plagas que puedan haber en aguas estancadas.
Un abrazo Adela

tu.politóloga.favorita dijo...

Obvio, yo me encueraría y me metería al agua puerquísima!

not!
saludos!

David Nateras dijo...

Pues inocencia, quizas no paraguas.

Pero ya no me acuerdo cuando era inocente, desde lso cinco años ya era un pervert.

saludos
hail

sony dijo...

Totalmente de acuerdo con rafa, aunque en mi caso al menos habría metido los pies...me encanta el agua!!!, soy feliz en el agua!

Creo al fin pude firmar tu blog, esta mierda de la version beta y la manga del muerto...me cagan!, pero casi me obligaron a cambiarla en un momento en el que no me dejaba entrar a mi blog si o cambiaba la dichosa versión...en fin, ya sabes, "big brother"...

Carlosdu dijo...

Orale que divertidota se estaban dando, ojala nunca perdieramos ese espiritu de chicuelo en toda nuestra mendiga vida

Alejandra dijo...

a mi no se me antojaba en el agua puerca pero en la limpia sí, sobre todo por el calor pero había un detalle independiente a mi nivel de exhibicionismo, no lo haría en el espejo de agua frente al edificio donde trabajo, imagínate, si les molesta que comamos ahí nos corren de vernos nadando

Citizen dijo...

Por supuesto que no hubiera metido ni mi dedo chiquito del pie, en esa agua tan "cristalina"... por lo de despojarme de mis ropas, bueno, lo he hecho en situaciones menos propicias...jajaja...